El camino hacia lo sostenible

El camino hacia lo sostenible

A menudo podemos leer que la industria de la Moda es la segunda más contaminante del planeta después del petróleo. La segunda más contaminante de agua después de la agricultura y que el 25% de los químicos producidos se usan en la producción de tejidos.

Además; la ropa se produce en países que están en vías de desarrollo y en condiciones de trabajo precarias… así que hablar de sostenibilidad en el contexto de la moda es un enorme reto por alcanzar, pero no es imposible.
Por todo esto, las empresas están adoptando medidas no solo ecológicas sino también éticas que miran hacia un futuro más respetuoso con el planeta y las personas.

Fuente: Alena Koval en Pexels

Según el Ethical fashion forum, el concepto de moda sostenible o ética, se refiere a una forma de diseño, aprovisionamiento y producción de ropa que maximiza beneficios a las personas y comunidades; a la vez que reduce el impacto social y medioambiental.

Aunque hay empresas que son ejemplo de esfuerzo para el cambio… queda mucho por hacer. Ver el documental The true cost en Netflix nos ayudará a reflexionar y sacar nuestras propias conclusiones de lo que está pasando en Asia.

Tampoco hace falta irse tan lejos para ver otro tipo de realidades, como podemos ver en el documental emitido por Documentos TV que se llama Lujo a través del espejo. Donde los códigos de conducta que las marcas imponen a proveedores y subcontratas brillan por su ausencia. Bastante vergonzoso…

Pero estamos hablando del camino a la sostenibilidad y lo ético. Asi que sería injusto no reconocer a la industria de la Moda también el mérito de influir de manera positiva en todo lo económico y social, al ser uno de los sectores más dinámicos, competitivos y mayor crecimiento.

Mike Barry director de iniciativas sostenibles de Marks & Spencer expuso que la industria de la alimentación se reunía dos veces al año para buscar soluciones a los problemas de su sector y aconsejó que la industria de la moda hiciese lo mismo.

El verano del 2019 se reunieron en Biarritz 32 grupos internacionales de la industria para hablar de sostenibilidad y medidas para minimizar el impacto de la producción de moda y crearon la plataforma The Fashion Pact.
Cada vez son más los que se apuntan a esta iniciativa y está creciendo rápidamente. Puedes encontrar información y descargar su manifesto en www.thefashionpact.org

En el terreno de la investigación, empresas como Frumat o Piñatex transforman residuos orgánicos en materias primas artificiales. Desde papel hasta piel de imitación manufacturado con cáscaras de manzana y hojas de piña que sirven para moda, accesorios o papelería.

Las empresas están haciendo esfuerzos, pero la sostenibilidad es un modo de vida que empieza en uno mismo, en nuestra casa, con hábitos de consumo responsable, reciclado correctamente, haciendo un buen uso de energía, agua y transporte.

La producción de moda sostenible llegará a ser una realidad. Tenemos la tecnología para resolver los problemas pero debemos mejorar nuestra “voluntad”.

Imagina que todos trabajamos para que nuestra industria sea sana…

Redacción de Manuel Riobo para Creamodite